¿Quiénes son los cuentapropistas? Los datos en Tucumán

¿Quiénes son los cuentapropistas? Los datos en Tucumán

En el cuentapropismo el trabajador asume los riesgos de la actividad, en lo relacionado a subas y bajas en los ingresos, a la estabilidad o inestabilidad laboral, a la cobertura previsional y de salud.

Bajo la forma de trabajo independiente se pueden incluir amplias franjas, que van desde los trabajadores de subsistencia en un extremo como a los profesionales independientes en el otro.

Algunos analistas, desde una perspectiva teórica tradicional lo plantean como una elección del propio cuentapropista, como resultado de su posición o actitud frente al riesgo y restricciones presupuestarias. Otros con una mirada alternativa, analizan a este segmento de trabajadores sosteniendo que el tamaño de esta franja o el  porcentaje de trabajadores cuentapropistas depende del grado de desarrollo de la economía, en una relación inversa. Es decir que a mayor grado de desarrollo, menor cuentapropismo y a menor grado de desarrollo,  mayor porcentaje de cuentapropistas.

En los países donde hay menos emprendedores y autoempleo son los países con mayores índices de desarrollo humano. Por ejemplo Noruega, tiene sólo un 6.7% de cuentapropismo; Finlandia y Suecia están en torno al 6%.

 

Hasta la década de los años setenta la categoría cuentapropista tenía otra inserción social, de tal manera que estaba más relacionado al trabajo independiente de profesionales, empresarios pequeños, y era una opción para el ascenso social. En los años siguientes esto cambió y la opción del cuentapropismo fue una alternativa o un refugio ante la pérdida del empleo asalariado

 

Se define como trabajador por cuenta propia o cuentapropista a la persona que trabajando de manera independiente, o con uno o más socios, en una profesión u oficio, no empleó asalariado alguno durante el período de referencia. Al realizarse la comparación respecto del resto de las categorías ocupacionales se tiene que, a diferencia de los asalariados, los cuentapropistas no trabajan bajo relación de dependencia, y a diferencia de los patrones, no emplean trabajadores. Por otra parte, a diferencia de los trabajadores familiares sin remuneración, sí perciben ingresos.

 

En la provincia de Tucumán

En lo que respecta a Tucumán, desde el período 2003 a la fecha la categoría Cuenta Propia sigue siendo representativa. Tiene la característica de que cuando suben los Obreros Empleados, baja la categoría de Cuenta Propia o viceversa, es decir cuando baja el Empleo, sube el cuentapropismo . Quizás éste concepto en algún porcentaje responde como salida ante la falta de trabajo en relación de dependencia, o son relaciones de dependencia encubiertas como monotributistas trabajando dentro de las empresas, o a la inscripción como monotributistas que  se realiza a efectos de acceder a beneficios de programas sociales.

A partir de las calificaciones ocupacionales definidas por el Clasificador Nacional de Ocupaciones (INDEC, 2001) se pueden identificar tres grupos principales:

Cuenta propia profesionales: abarca a los cuentapropistas que desarrollan actividades en posiciones altamente calificadas, generalmente en la economía formal. Incluye a médicos, abogados, ingenieros, arquitectos, entre otros, que se desempeñan de manera autónoma.

Cuenta propia de oficio: incluye a los trabajadores por cuenta propia calificados. Abarca a los pequeños productores independientes y a los trabajadores autónomos especializados, por ejemplo: profesores, técnicos, enfermeros, albañiles, pintores, electricistas, comerciantes, taxistas, remiseros, entre otros.

Cuenta propia de subsistencia: incluye a los trabajadores por cuenta propia que se desempeñan en posiciones no calificadas. En general operan en la economía informal, en el margen de la subsistencia. Incluye a changarines, jornaleros, vendedores ambulantes, cuidadores, entre otros

 

A su vez en la provincia de Tucumán, hacia dentro del cuentapropismo se observan, a través del tiempo, cambios referidos a  la calificación profesional de los trabajadores. Desde el 2003 al 2016 se incrementaron los porcentajes de trabajadores incluidos en la categoría de Técnica y No Calificada. A su vez disminuyeron los porcentajes de Profesional y Operativa.

 

Entradas Relacionadas---